viernes, 6 de septiembre de 2013

Biblioteca Olvido





Tengo un amigo de hace muchos, muchos años, nada menos de cuando íbamos juntos al colegio, que está loco. O eso creía yo (la verdad es que lo sigo creyendo), pero cada vez estoy más convencido de que los locos somos los demás, los que pensamos que hacer cosas tan extravagantes como ayudar a gente de un país remoto, el cuarto más pobre del mundo, es algo que sólo se le puede ocurrir a alguien que ha perdido la razón.  Se llama Félix y es asiduo comentarista de La Tertulia Perezosa, lo que demuestra, ya sin dudas, que está como una cabra. De vez en cuando viene a Madrid, cena con los amigos (siempre cenamos en su casa, eso sí, cada uno lleva algo, que curiosamente todos coincidimos en llevar empanada), ve a su familia, atiende asuntos, se quita el mono de comerse unas ostras y se vuelve a su aldea adoptiva. A veces le hacen una entrevista en la radio (lo que es la casualidad, yo siempre le pillo) y otras veces gestiona el envío de un contenedor lleno de todo lo que aquí sobra y allí falta. Ahora le han hecho una entrevista en La Revista del Pensamiento Crítico, cuyo enlace incluyo AQUÍ por si alguien está interesado en conocer a un loco de verdad.
Los más atrevidos que no temen caer en la tentación de ser generosos, podéis visitar la web de la biblioteca OLVIDO que ha fundado en ese país remoto, pobre y ahora peligroso, al que se ha ido a vivir y que se llama Burkina Faso.
También puede haber algún caso perdido que no pueda resistir la tentación de ver ahora mismo lo que piensa, hace y escribe Felix, y la mejor manera es entrando en su BLOG aunque os advierto que subir comentarios es complicadísimo.

Ojalá su locura fuera contagiosa.






20 comentarios:

  1. No, si por aquí al que no le falta un tornillo le sobra una tuerca. Y lo digo con todo el cariño y poniéndome por delante. Mi caso también se las trae (aunque no es comparable con el de Felix).
    ¿Pues no llevamos más de dos años esperando para adoptar un bebe en Mali? Y no es solo el desembolso económico y la responsabilidad de criar a una persona, también sufrimos el hecho de que el país anda en guerra (hoy en día parece que algo más tranquilo) y todas las adopciones paradas. Pero como sabemos de las trabas que sufrimos desde aquí, me puedo imaginar las dificultades (aunque seguro que se doblan en número las que pueda llegar a pensar) que se puedan sufrir estando de cuerpo presente.
    Así que mucho ánimo y suerte con el proyecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leido todos los comentarios antes de responder, y creo Mazcota, que sobran los mios, bastan con los de Félix, Anónimo y César, a los que me sumo, por supuesto.

      Eliminar
  2. ¡Caray, chaval, me has hecho llorar!
    Como sí me fuera a morir o estuviera leyendo mi propia nota necrológica si me ha pasado toda la vida por la cabeza en un instante... Sobre todo esa parte de la vida en la que empiezas a descubrir el mundo, infancia, adolescencia y esas primeras experiencias que nos marcan tanto..., y ahí, justo ahí, estabas tú.¡Caray, chaval, me has hecho llorar!
    Como sí me fuera a morir o estuviera leyendo mi propia nota necrológica si me ha pasado toda la vida por la cabeza en un instante... Sobre todo esa parte de la vida en la que empiezas a descubrir el mundo, infancia, adolescencia y esas primeras experiencias que nos marcan tanto..., y ahí, justo ahí, estabas tú.
    Y 40-50 años después sigues estando ahí, viviendo en mi corazón.
    Te quiero, chaval.
    Gracias por ser mi amigo
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y seguiremos por mucho tiempo. Abrazazo.

      Eliminar
  3. Parece que todos los blogs dan problemillas a veces.
    Me he repetido como los ajos en el anterior comentario, por el vicio de copiar las cosas antes de que se me borren, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. como me alegra saber que no soy elúnico al que le pasan estas cosas.;-))

      Eliminar
  4. Y gracias por los ánimos Mazcota.
    Lo de adoptar niños se las trae y no sólo por las gestiones y las trabas, también por la responsabilidad. Tengo 3 hijos y un nieto y soy un desastre, y lo he sido siempre, con los hijos. Ellos pueden dar fe.
    Pero los niños, a la vejez, me dan la vida. Y aunque no sean los míos 'directos' también son míos.
    Todos pueden ser nuestros hijos, ¿por qué no? Cuatro cuestiones circunstanciales no pueden cambiar el fondo: a poco que quieras a los demás y puedas ocuparte algo d ellos

    ResponderEliminar
  5. ANIMO FELIX, ANIMO MAZCOTA

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo la primera vez que visité el castillo de Manzanares el Real, con mi padre. Debió de ser a mediados de los 60, un sábado; el castillo se estaba cayendo literalmente a trozos, era una ruina. Pero había dos hombres subidos a un pequeño andamio reparando un arco. Mi padre se enrolló con ellos; eran dos vecinos del pueblo que, por su cuenta, dedicaban los fines de semana a intentar detener el deterioro del monumento. Lo hacían porque amaban ese castillo y se les partía el corazón al ver cómo se iba destrozando poco a poco.

    Es sorprendente la fuerza del amor. No solo por lo que te lleva a hacer, sino porque te lleva a hacerlo aunque sepas que es una tarea inútil. Evidentemente, aquellos dos hombres eran conscientes de que por muchos fines de semana que le dedicasen, ellos solos no podían contener la ruina del castillo. Evidentemente, Félix sabe que no puede ayudar a todos los desamparados de África. Evidentemente, Mazcota sabe que no puede salvar a todos los niños del mundo. Pero, aún así, siguen adelante.

    Y ahí reside la grandeza del asunto. Porque aquellos dos hombres del castillo también sabían que si lograban restaurar aunque sólo fuese un arco, su labor habría tenido sentido. Igual que Félix y Mazcota saben que si consiguen ayudar, aunque sólo sea a una persona, todo habrá valido la pena.

    Parafraseando el famoso grafitti: la única forma de ser realista es aspirar a lo imposible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. César, muy hermoso tu comentario con el que estoy totalmente de acuerdo: la fuerza del amor es así. Claro que sien lugar de ser solo dos hombres de Manzanares el Real hubieran sido más, se podía haber hecho mucho más. Y si además de Félix y Mazcota, se van sumando más... pues más y más.

      Eliminar
    2. Muy lúcido el comentario de César.
      Aunque me gustaría hacer un apunte, y quiero dejar claro que solo hablo de mí. Puede dar la impresión de ser un acto altruista adoptar un niño, y en gran parte lo es, pero una razón importante es intentar cubrir una necesidad, un deseo, un anhelo, o como se le quiera llamar: Ser padres. Vamos, querer y sentirse querido; ese motor que todos perseguimos para disfrutar de la vida.
      Es un acto algo egoísta por mi parte y lo reconozco, aunque realizándolo podamos ayudar a otras personas.
      Solo hay que darse cuenta que para salvar niños no hace falta adoptarlos. Se pueden apadrinar y seguramente no será solo dar de comer al crío, sino a toda su familia.
      Con esto solo quiero dar a entender que no me considero un santo ni mejor persona que nadie, solo me alegra tener motivaciones en la vida que también pueden ayudar a personas más necesitadas.

      Por otra parte me parece increíble que las personas más poderosas del planeta no sean capaces de tener esta clase de motivaciones. Es más, la mayoría del sufrimiento humano campa por el mundo gracias a ellos.
      Si Félix está en Burkina Faso, enseñando un mundo más allá de las aldeas a sus habitantes, es por el aislamiento y la miseria a la que están sometidos por parte de los "poderosos".
      La culpa de que yo tenga la posibilidad de tener un hijo adoptado es de los mismos "poderosos" que no quieren alimentar a pueblos y dejan que estén en guerra, con la excusa de una incongruencia: se matan civilizadamente. Cada vez que oigo esta frase en los telediarios se me revuelven las tripas. ¿Hay alguna forma civilizada de matarse?
      Incluso es posible que ese castillo estuviera en tan mal estado por los estragos que la guerra civil causó, como en tantos otros edificios, y que otros "poderosos" perpetraron en España.

      A veces pienso que para llegar a ser uno de esos "poderosos" hay que dejar de lado a la humanidad.

      Eliminar
    3. Para Mazcota: Eres muy honesto, amigo mío, pero creo que pierdes de vista algo. Dices que vuestro deseo de adoptar un niño es egoísta... y en parte es cierto, claro. Sin embargo, el egoísmo reviste muchas modalidades. El vuestro es un egoísmo basado en el deseo de amar y ser amado, y dices que es un deseo que afecta a todo el mundo... Bueno, puede que el deseo de ser amado sí sea universal, pero ¿amar? Me temo que hay mucha gente que ni siquiera sabe cómo hacerlo.

      Detrás de todo acto de bondad siempre hay un componente egoísta. "Hago algo bueno porque me siento bien haciéndolo, y porque me gratifica que los demás admiren mi bondad". Vale, ¿y qué? Hay egoísmo positivo y egoísmo negativo; pues viva el egoísmo positivo. No creo que eso le quite ni un ápice de mérito. Tu mujer y tú no solo sabéis amar, sino que lo deseáis y, además, os esforzáis en conseguirlo. Para mí eso ya es admirable.

      A veces veo por la calle parejas españolas con un niño negro o asiático (lo que permite saber a simple vista que es adoptado), y siempre pienso lo mismo: qué suerte ha tenido ese niño, qué maravillosa suerte. Y, sinceramente, los motivos de los padres me importan un bledo. Lo único que siento es ganas de abrazarles y darles las gracias por ese maravilloso deseo de amar que ha conseguido salvara a una persona.

      En cuanto a los poderosos... una vez comenté en mi blog que entre ellos, entre los políticos y los magnates, abundan los psicópatas. Y un psicópata, sencillamente, es alguien incapaz de amar.

      Eliminar
    4. Gracias César, has dicho (perfectamente) lo mismo que pensaba decir yo (chapuceramente). Ojalá todos los efgoismos fueran de esta modalidad.

      Eliminar
    5. Pues también te doy las gracias César. Esa era la visión que quería transmitir. Siento no haberme expresado con la claridad suficiente y no ser capaz de dar a entender lo mismo. Quizás me quedó demasiado negativo para la maravillosa alegría y suerte que compartiremos con el bebé por el simple hecho de ser sus padres.

      Eliminar
    6. Gracias a una persona maravillosa con la que tuve una gran suerte de convivir y formar una familia, conocí, hace muchos años, a unos seres increíbles que aún están en mi vida, aunque ellos igual no lo saben, pero yo sí y me considero muy afortunada. Me gusta mucho leeros.

      Eliminar
    7. Da gusto tener una amiga así de maja. ¿Cómo íbamos a desaparecer de tu vida? sería una enorme tontería. Muchos besazos.

      Eliminar
    8. Eres genial, me encantas. Antes del Otoño podíamos vernos y César podía apuntarse. Más besos.

      Eliminar
  7. Ya me gustaría apuntarme a esa quedada, pero me temo que como pronto podré ir en Navidades.
    Comparto lo que decís, yo también hago esto por puro egoísmo: es lo que me pide el cuerpo o el cerebro. Si, de paso, le sirve a alguien miel sobre hojuelas. Porque tampoco lo hago por ganarme el cielo, que sé que no hay.
    Una hija mía me decía que por qué me había metido en este lío con lo bien que hubiera podido estar en Ibiza, con ella, comprarme un barquito, jugar al golf y ligar con chicas guapas..., y parece interesante, visto desde fuera, pero a mí esas cosas no me ponen burro.

    ResponderEliminar
  8. yo también te quiero, querida Carmen

    ResponderEliminar