lunes, 10 de septiembre de 2012

Volver




Hay verbos que nada más verlos dan miedo, como hendir o heder, y es porque nadie sabe cómo se conjugan. Pero esos no son los peores, hay otros, que están chupados en todos sus tiempos y personas, y sin embargo se te encoge el alma en cuanto aparecen. Ese es el caso de volver. Es un verbo que no admite matices: o vuelves o no vuelves. Tienes que decidir. Casi siempre, volver representa un desengaño, pese a lo cual es la opción más elegida. Por otro lado, volver implica que hay un punto en el que estás parado, que dejas de moverte, y eso nunca es bueno. La forma más gráfica de ver esto, para quien necesite ver esto de una forma gráfica, es lanzar una piedra hacia arriba: llega un momento en que la fuerza de la gravedad supera al impulso inicial y la piedra vuelve hacia el suelo, pero justo, en el momento en que invierte su trayectoria, hay un instante en que la piedra está detenida. Su velocidad es cero.
Casi todos los verbos tienen su contrario (no lo he pensado en profundidad, pero yo creo que todos lo merecen) y el opuesto a volver, es avanzar.
Hay quienes eligen, cuando se presenta la encrucijada, por avanzar y los hay que no esperan siquiera a que surja la disyuntiva y hacen todo lo posible para volver, mejor dicho, para que todo vuelva. No les basta con ser ellos los que vuelven, quieren que todos les acompañemos y volvamos todos juntos, así, en unión. Gallardón quiere que vuelva el orden natural de todo y que los matrimonios homosexuales dejen de ser una opción legal y aceptada socialmente. También quiere que la ley del aborto vuelva a sus inicios más restrictivos. Esperanza Aguirre quiere que volvamos a emponzoñarnos los pulmones los unos a los otros en bares y restaurantes. De momento va a pujar para que al menos se pueda fumar en los nuevos casinos que finalmente se construirán en su Taifa. Por cierto, digo yo, que entonces también se podrá fumar en los casinos ya existentes, ¿no?, ¿o a esos, como no forman parte del lote Sheldon, no les queda más remedio que acatar la ley? Ya veremos, pero volvamos, volvamos hacia atrás (quiero decir a lo que estaba diciendo, que nadie vea en esta expresión un intento de jugar con los conceptos). El ministro Wert quiere que volvamos a estar los niños con los niños y las niñas con las niñas y Rajoy que las fábricas y empresas vuelvan a ser los amos indiscutidos de los que allí van a trabajar.
No voy a poner más ejemplos, que luego me llaman ateo. Yo creo que está claro lo que quería decir al principio con que volver es un verbo terrible, pero para terminar, solo voy a hacer una especial mención que resume todo lo anterior: han vuelto los toros a televisión española. Sí. Precisamente ahora que la tele había dejado de ser la caja tonta para convertirse en todo lo contrario, una caja de lo más lista, con conexión a Internet, la posibilidad de ver programas que emitieron hace una semana, charlar mientras ves un partido de fútbol con tu primo que está en las chimbambas y otra serie de jolgorios tecnológicos, van y vuelven los toros. Vuelven los toros después de seis años de ausencia. Y lo hacen en horario de protección infantil, pero claro, eso qué más da, lo importante es recuperar la tradición de la peineta y la mantilla. Vuelven los toros, sí, por la puerta grande: vulnerando la ley. Exactamente el artículo 7 de Ley General de la Comunicación Audiovisual.
Como decía el tango, volver con la frente marchita. Snif.

16 comentarios:

  1. A lo mejor, lo contrario de "volver" no es "avanzar", sino "devolver". En los dos sentidos: no quedarte con lo que te han dado (en este caso imposiciones cavernarias), y también "vomitar". A mí esos tipos se me han atragantado y me encantaría vomitarlos.

    No obstante, quizá todas esas cosas que mencionas sean como el capote del torero, que hace que el toro embista hacia lo accesorio (la capa) perdiendo de vista lo importante (el torero). Lo que dices es grave sí, un hachazo a la modernidad; pero lo que están haciendo con la sociedad y la economía es aterrador.

    Te sugiero que leas, si no lo has hecho ya, el artículo que César Molina publicó ayer en El País: http://politica.elpais.com/politica/2012/09/08/actualidad/1347129185_745267.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. querido César. Sí, ayer leí el artículo que mencionas y es lo más atinado que he leído en mucho tiempo. Richard Ford (el primero, el que nació en el siglo 18 y murió en el 19 y se hartó a viajar por España cruzándola de cabo a rabo en diligencia y a caballo), dijo: sería terriblemente injusto que España, con su clima y sus paisajes, además tuviera buenos gobernantes. Es decir, que la cosa nos viene de lejos, vamos.
      La teoría de César Molina explica que en España haya casi el doble de políticos que en Alemania, siendo nuestra población notablemente inferior, y sobre todo, explica la farsa de las comisiones de investigación cuando no hay más remedio que ponerlas en funcionamiento. Vease, si no, el caso tamayazo, que al final no pasó nada, salvo que aún siguen muertos de risa todos los involucrados.
      Y sí, efectivamente, es aterrador lo que están haciendo. No quiero repetirme, pero tratan de detener la hélice de la trituradora con nuestros testículos.

      Eliminar
  2. me gusta mucho tu blog pero no me gusta que sea tan complicado poner un comentario, encima solo se puede hacer bajo el anonimato o siendo de google ¿no lo puedes cambiar? y no siempre se consigue a la primera ahora por ejemplo llevo casi veinte minutos intentandolo pero queria que lo supieras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en primer lugar gracias.
      para contestar a tu pregunta te diré simplemente que llevo toda la mañana intentando subir este comentario. Ahora, ya por la tarde, lo vuelvo a intentar y por cierto, con un texto que no tiene nada que ver con el primero.¡ Esto es una puta mierda!

      Eliminar
    2. parece ser que finalmente lo he conseguido, pero no, no es nada fácil. Insisto en que esto es una porquería,... si ya lo decía yo en la entrada :¡un maldito blog!. Me parece que voy a pasar...

      Eliminar
  3. BRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

    ResponderEliminar
  4. Cuando empecé con mi blog no te puedes hacer una idea de cuántas veces estuve a punto de pasar de él. Pero... no sé, al final la bitácora acaba convirtiéndose en parte de tu mundo. O, mejor dicho, en un mundo paralelo y casi independiente. Un refugio, quizá...

    Aguanta, capullo, y persevera. Date un año antes de decidir si lo dejas o no. En cualquier caso, yo nunca he tenido problemas para colgar comentarios, salvo por la mierda esa que controla si eres un robot o no, que muchas veces no hay dios que la entienda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tus ánimos. Es cierto que tiene sus partes buenas (el blog, los ánimos también), pero resulta frustrante ver que hay buenos tipos que quieren compartir sus puntos de vista y que no pueden o lo hacen a través de facebook, y si además me dices que el tuyo no tiene problemas, la desesperación es aún mayor.
      voy a ver si puedo subir este comentario a la primera, si no lo ves, llámame, es que algo pasa :-))

      Eliminar
    2. ¡ha subido a la primera1 ¡ milagro! voy raudo a poner una vela a... claro, no existe un santo protector de los usuarios de Internet. La Iglesia si de verdad se quiere poner al ritmo de los tiempos tiene que canonizar inmediatamente a alguien que sea el santo patrón de los internautas, o algo por el estilo. Si Jobs se lo hubiera currado, era el candidato idóneo..

      Eliminar
  5. Yo, como quise ser torero, no veo tan mal lo de los toros en RTVE.
    Sobre todo si lo comparamos con las cosas que, de verdad, hacen daño a las mentes que se conectan horas y horas a falta de otras miras...
    Los cambios en la mayor parte de los profesionales independientes que había en RTVE, la supresión de los mejores programas o su adulteración al servicio de la política y la imagen del PP.., y por último lo del Bertín Osborne
    En fin, amigo, que a mí esas cosas me parecen mucho peor...
    Y no os quejéis tanto de subir comentarios que no es tan difícil (salvo lo de descifrar el código secreto, que ¡manda güevos!, a veces tengo que hacer 3 o más intentos. Consejo práctico, copiar el texto antes de hacer operaciones peligosas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues ahora que lo mencionas, si me parece difícil en mi blog, en el tuyo ya es misión imposible. la última vez desistí después de que me mandaran varios correos diciéndome lo que tenía que hacer, pero ... caso omiso (no yo, que soy disciplinado cual legioanario, sino el sistema).
      La verdad, es que me alegro de que no cuajara tu afisión a los toros. Creo que tú también deberías alegrarte. Quién se lo hubiera pasado mejor es el toro ;-)))

      Eliminar
  6. con el paso de los años, creo que tienes razón, porque más que torero voy teniendo tipo de picador, que son los peor vistos.
    Aunque tiene que haber gente pa to, que diría el Guerra (no el Alfonso, el torero), y si no recuerda la peli El Verdugo, jejeje

    ResponderEliminar
  7. Y qué pasa con que nos emponzoñamos los pulmones los unos a los otros en bares y restaurantes? Ahora que ya no eres fumador te vuelves en contra ¿eh? Traidor! piet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yu are de rison. Es todo lo que puedo decirte

      Eliminar
    2. yu are de rison. Es todo lo que puedo decirte

      Eliminar